Qué te cuento del 22 de octubre de 2017


A mis 25 años hay muchas cosas que puedo decir al respecto sobre la vida que he realizado, es decir; el conocimiento o experiencia que he logrado adquirir. Puede que no sea la gran cosa realmente, pero siento que si he aprendido lo suficiente como para tener un concepto más amplio de lo que quiero y hacía donde fijar mis próximos objetivos.

Hace algunos meses en mi cabeza solamente cabían tres cosas importantes (novia, familia y trabajo), en serio, así llegué a pensar; considerando que en familia entran los buenos amigos, esos amigos que van a estar ahí echándote una palmada en la espalda cuando lo requieras. A ellos les llamo familia.

Pero después de ciertas cosas que han ocurrido en mi vida, me he dado cuenta que esas tres cosas que consideraba importante, deben pulirse aún más, deben de ser escarbadas o exploradas más a fondo para conocer su naturaleza, y que nada nos tome por sorpresa. Y ha sido un ejercicio muy enriquecedor porque aprendes a valorar las cosas como realmente son.

Es por ello que tomé una decisión grande a mediados de agosto, pues renuncié a mi trabajo por el simple hecho que aspiro a más, porque mis proyectos necesitaban más tiempo, y empezaba a ser estresante el tener que estar sometido a un trabajo "bonito" pero mal valorado dentro de su contexto, a pesar que se vuelve caótico porque suele ser un lugar donde carece de crecimiento y apoyo, o te llevas grandes sorpresas que no te las esperas, así que mejor dije ¡Basta!, es momento de dedicar tiempo para mi, a Seogex, a Fisimat, a todo lo que estuviera de mi parte para crecer hasta al fallo.

¿Resultados en este mes?, económicamente aumentaron mis ingresos en un 68% , y compré los derechos de una empresa digital, en la que desde las primeras dos semanas empecé a ver las ganancias. A principios de octubre comencé a invertir en pequeños nichos de tecnología web, por ende las ganancias empiezan a notarse en estas semanas. Entonces puedo concluir que mi decisión de huir de un trabajo, ha sido la mejor decisión que he tomado, pues ahora todo depende de mi, yo tengo el timón para navegar en este océano de la vida.

Bueno, hasta aquí el artículo de hoy. Ya son las 12:35 a.m del día domingo (amaneciendo) jaja! Tengo que dormir, porque mañana hay cursos de Fisimat en su etapa presencial .

Entradas más populares de este blog

Hoy es Navidad del 2017 y buenos deseos para fin de año

Comenzando el 2018